City of the living dead

By julianalmazan
In cine
dic 3rd, 2013
comentarios
135 Views

Esta es una de las películas de la edad dorada de Lucio Fuilci, (principios de los 80) un director de cine italiano que hizo algunas de las pelis de terror más disgustings de la historia. El estilo de este buen señor se caracterizó por lo poco claro que quedaban los argumentos de sus films, lo morboso de sus ideas y el gore extremo que practicaba, bastante alejado del gore “gracioso” que se pondría de moda poco después.


Una dentadura perfecta

City of the living dead es una peli a veces realmente difícil de seguir. La acción comienza en dos lugares: en una saloncito de un piso de New York donde una pandilla de señoras mayores y una chica joven hacen espiritismo. La chica joven tiene unas visiones de Dunwich, una ciudad que nadie sabe dónde está y en la que al parecer un sacerdote se ha ahorcado, abriendo las puertas del infierno y liberando una maldición zombi que se supone que se extenderá por el mundo. Luego hay otra escena en la que sale un tipo enrollándose con una muñeca hinchable. El delirio no ha hecho más que comenzar.

citygusanos

¿Te apetecen unos gusanitos?

Si a lo complicado de la trama añadimos el hecho de que hay dos chicas jóvenes que guardan bastante parecido físico entre ellas y que los acontecimientos que suceden según avanzan los minutos son bastante inconexos y peregrinos, podríamos pensar que esta es una mierda de película… pero nada de eso, chicos. Lo mejor de las pelis de Fuilci es, una vez sabido que contar historias no es su fuerte, simple y llanamente disfrutar de las loquísimas escenas que pueden suceder en las obras de este fallecido director.

A esta señora le ha sentado mal la cena


En esta ocasión hay dos escenas que sobresalen claramente sobre el resto: La primera se desarrolla en un coche donde una pareja de novios se está dando el lote. Pronto aparece el sacerdote suicidado (que realmente da mucho miedo y mal rollito). La muchacha comienza a sangrar por los ojos, y, acto seguido, comienzan a salirle por la boca toda clase de vísceras, higadillos, trozos de panceta y cosas asquerosas como de despojos de carnicería. La escena además de desagradable, parece que nunca se va a acabar.

 

 

¿Hace falta hacer esto para quitarme el dolor de cabeza?

El otro momentazo es bastante gratuito y quizás el que menos sentido tiene de la película. El muchacho que al principio de la peli se magreó con una muñeca hinchable, ha dormido dentro del coche que hay en un garaje, en casa de una chica que al parecer es su amiguita. El padre de esta chica pilla a su hija fumándose un porro con su hija, y reacciona muy violentamente: atravesando la cabeza del desgraciado adolescente con un taladro de esos que están fijos.
citylivingdead2

Este sacerdote da mucho miedito

Hay mucha más casquería y muchos otros momentos que no te enteras de nada de lo que está pasando. Recomiendo encarecidamente esta película, para todos aquellos que como yo no estéis muy puestos en cine de terror italiano es una gran experiencia sensorial (ojo al musicón) y os daréis cuenta de que desgraciadamente ya no se pueden hacer pelis tan guays como las de aquella época…

 

 

 

About "" Has 1274 Posts

Life in plastic is fantastic

Comentarios

  1. TB97 dice:

    Yo no me enteré de la mitad de la otra de Fulci que te gusta tanto… (El más allá?)

    1. julianalmazan dice:

      ¡No hace falta enterarse!

  2. comedido dice:

    ¡Qué escena la del taladro! La parte de ese chaval colgado y la otra chica no terminé de comprenderla, no sé muy bien como encaja en el resto de la peli… pero bueno, ¡al final merece la pena!

    Aunque lo que de verdad me dio más ascazo de la peli fueron las escenas en las que todo se llena de gusanazos uuurgghhh

    1. julianalmazan dice:

      siii gusanazos!!!

  • Síguenos en Twitter

  • Síguenos en Google+