cine, Videoclub

Sardu (Bloodsucking freaks)

blood-sucking-freaks

Hay muchas, muchas películas que llevan la etiqueta “de culto” y que luego las ves y no lo son pa tanto. Me pasó algo curioso con “Holocausto canibal”. Es una película que todos conoceréis de sobra, de la que se ha escrito mucho. Nunca me había atrevido a verla porque considero que aunque soy capaz de ver casi cualquier burrada en la pantalla tengo ciertos límites, y cuando finalmente la vi me pareció el mayor aburrimiento que mis desgastadas pupilas habían contemplado.

Sardu es una película de la que oí hablar hace mucho, mucho tiempo, cuando empezaba a dar mis primeros pasos en este mundo del cine “diferente” y veía por primera vez filmes como “Pink Flamingos” “Mal gusto” o cualquiera otra de estas pelis basura de fondo de armario que sirven para iniciarse en el apasionante mundo del cine que no va a los oscars y con las que puedes impresionar a tus amistades.

1304706178_850215_0000000002_sumario_normal

Pues eso, que por varias circunstancias no había visto Sardu. Básicamente porque pensaba que, a pesar de la fama que le precede, era otro de esos truños rodados en los setenta que la Troma compraba al peso y retitulaba para luego distribuir bajo su sello. Pero ayer, víctima del aburrimiento, me animé a ver esta película, que Troma bautizó como “Bloodsucking freaks”, y me quedé bastante sorprendido y arrepentido de no haberla visto antes.

La peli es un remake o un homenaje de “Wizard of gore”, pero hecho con muchísima más gracia en todos los sentidos. Ambas películas toman como referencia los espectaculos del Teatro del Grand Guignol, unas macabras representaciones que se hacían en un teatro de París a finales del siglo 19, en las que se fingían toda clase de torturas y mutilaciones frente a un público ávido de emociones fuertes.

Bldsuk1

Sardu es el nombre del dueño de un teatro de estas características que realiza sus funciones en un pequeño teatro del Soho de Nueva York. Una noche acuden a ver su representación un crítico de arte al que no le gusta nada el espectáculo, y una linda pareja formada por un futbolista y una bailarina. El espectáculo de Sardu no solo es grotesco sino que además la gente que participa en él es torturada sin efectos especiales y todos mueren al final.

bloodsuckingfreaks01

Pero Sardu necesita el reconocimiento del gran público, y por eso secuestra a la bailarina (que es bastante famosa y por eso si la incluye en su show le dará mucha publicidad)) y de paso al crítico de arte para encerrarlos en un tétrico sótano en el que vive con un enano bastante visioso y sanguinario y un harén de chicas vestidas con ropa interior de cuero con las que practica unos pervertidos juegos sexuales en los que la sangre es la protagonista. Para llevar estos macabros pasatiempos a cabo, en una jaula tienen encerradas a un montón de inocentes chicas desnudas a las que solamente liberan para torturarlas y matarlas.

sardu corta mano

Podría describiros alguna de las cosas que estos enajenados hacen en este sótano, pero lo mejor es que vosotros mismos lo comprobéis. Es una película tremendamente divertida, llena de sangre, vísceras y humor, y no vais a pestañear ni un segundo, os lo garantizo. Y las feministas se lo van a pasar de lo lindo encontrando motivos para indignarse con esta obra de arte.

sardu puta mesa

Viendo esta película uno siente que todos los actores que participaron en ella se divirtieron bastante haciéndola. Supongo que muchos de los actores y actrices que salen serían aficionados al S/M y me atrevo a afirmar que alguno/a que otro/a vendría vestido de casa con sus ropas de cuero. Y seguro que se quedaron con las ganas de hacer realidad alguna de las fantasías expuestas a lo largo del metraje… ¿o quizás no?

the-incredible-torture-show_bloodsucking_freaks_sardu_1976_poster

Previous ArticleNext Article
Julián Almazán es un entusiasta de la cultura pop.

Es fundador de sitios web como Lamesacamilla.com o Teenagethunder.com.

Ha publicado varios tebeos: Vergüenza Ajena, Marica tú, Madonna no existe, y Los ángeles de María y el rescate del brazo incorrupto de Santa Teresa.

Es el editor de las publicaciones Fanzine para Chicas y Maricas y Trueno.

2 Comments

  1. Es muy divertida, me parece de lo mejor de la época del rollo “Calle 42”. Además en base es bastante chorra y la violencia es tan de dibujos animados que ni me molesta ( a lo mejor estoy ya insensibilizado ) Lo que hace que me ría más cada vez que la veo es que se supone que la bailarina es la hostia puta y luego en la escena que baila lo hace fatal. Y la voz que dice sobre el título “Los Monstruos Chupasangre”, o que la portada no tenga nada que ver con la peli… En fin, es una de mis habituales en mis reuniones de amigos, un clásico.