He conseguido al fin, después de tres años esperando, hincarle el diente a The Green Inferno, la reivindicación/homenaje del cine de caníbales de Eli Roth (Hostel, Cabin Fever) un tipo bastante carismático que siempre ha estado a la sombra de Tarantino pero que sin lugar a dudas merece más atención y más dinero para poder hacer más películas y cualquier cosa que se le ocurra, porque es un tío valiente y atrevido que ha mamado del cine de terror más sucio y grasiento del siglo pasado.

The Green Inferno es la terrorífica aventura que viven unos estudiantes bastante idealistas que viajan hasta el Amazonas para salvar de la destrucción a una tribu indígena que vive oculta, ya que una malvada corporación pretende arrasar su poblado con fines imperialistas. Los nativos del Amazonas, como muestra de agradecimiento, secuestran a los activistas y los encierran en una jaula para ir comiéndoselos uno de tres de otro, comenzando por el más gordito de la pandilla. Los infortunados muchachos y muchachas las van a pasar canutas mientras ven pasar los días y se dan cuenta de que están atrapados en un infierno… verde como la vegetación del amazonas.

greeninferno

Pero… A pesar de que The Green Inferno es una buena película, bien realizada, con buenos efectos especiales y maquillajes, y un guión sólido, inteligente y lleno de caramelos envenenados, uno no puede evitar la tentación de compararla con las pelis de tribus devoradoras de seres humanos que tanto proliferaron a finales de los setenta/comienzos de los ochenta. Es entonces cuando esta película sale perdiendo, porque a pesar de que los tranquilos primeros cuarenta minutos de metraje consiguen angustiarnos sólo con intuir lo que podría pasarles a los protagonistas, a la hora de la verdad la carnicería no es para tanto y no hay ni una sola escena que revolvería los estómagos del público más curtido. Eli Roth ya consiguió sorprendernos y asquearnos positivamente con su debut, Hostel, rodando algunas escenas que hacían apartar la mirada de la pantalla a los más valientes, pero en esta ocasión nos ha servido un plato bastante menos indigesto y que puede ser un estupendo punto de partida para  espectadores más novatos que quizás se animen con otros títulos más consistentes como Cannibal Ferox ó Terror Caníbal.

¡The Green Inferno es una película ideal para ver en familia!