cine, Lo más Teenage Thunder, Tienda

Ya a la venta nuestro nuevo fanzine… ¡PESADILLA EN EL VIDEOCLUB!

pesadillavideocclubhead

Ha llegado la esperadísima secuela de La Guía oficial de los Adolescentes Troceados. Como toda buena secuela debe ser, este nuevo fanzine es más gordo y tiene más sangre y más víctimas.

Además de completar la información sobre los slashers que se quedaron en el tintero en Adolescentes Troceados, este nuevo fanzine va más allá y ofrece un amplio recorrido por la edad dorada del cine de terror de Videoclub. Os reseñamos un montón de películas terroríficas que se estrenaron entre 1975 y 1995.

Este fanzine cuenta con textos e ilustraciones de Julián Almazán, y ademas encontrarás artículos de nuestras firmas invitadas: Jimina Sabadú, Bertoff, Fidel Lorite y Mr. Popcorn.

Pesadilla en el Videoclub es un fanzine necesario en estos tiempos que corren tan nefastos para los contenidos que de verdad merecen la pena. Por eso reivindicamos el papel y, más concretamente el fanzine, como verdadero e imprescindible medio de comunicación. El formato físico importa, digan lo que digan los gurús digitales del siglo XXI.

El Fanzine cuesta 5 euros, los gastos de envío van aparte. Incluye chapa de regalo…

13 x 18 cms.
100 páginas b/n
Cubiertas en color

Puedes hacerte con el fanzine a través de este enlace a nuestra tienda online

 

Los video clubs vuelven a molar después del discurso de este señor

 

Os mostramos en primicia uno de los textos que aparecerán en Pesadilla en el Videoclub:

¿QUÉ ERA UN VIDEOCLUB Y PARA QUÉ SERVÍAN?

En un tiempo muy lejano, las personas tenían que salir de la comodidad de sus hogares para poder tener acceso a determinadas películas que luego disfrutarían en sus casas. Parece una contradicción, ¿verdad?  Una época en la que no había teles on line, ni youtube, nada de torrent o e-mule… Si querías ver ciertas películas que no ponían nunca en la tele y que eran difíciles de cazar en los cines, bien porque no las estrenaban en salas o simplemente no tenías la edad legal para verlas, el video-club era tu salvación.

El video-club era un lugar en el que podías alquilar y llevarte a casa cintas de vídeo que contenían películas. Películas que no tenían porqué haber sido estrenadas en cines, aunque también podías encontrar los éxitos de taquilla más o menos recientes. Toda una revolución. Ya no tenías que estar rezando para que los escasos canales de TV de aquella época decidiesen emitir las películas que querías ver desde tu sofá.

La sección de cine de terror era la más atractiva de este tipo de modernos santuarios. Dispuestas en hileras ante nuestros ojos se nos ofrecían centenares de carátulas de películas que competían entre ellas por captar nuestra atención y venirse con nosotros a casa. Las de Viernes 13 y sucedáneos, los terrores italianos, las de bichos peludos, caníbales, zombies o extraterrestres y todo tipo de estímulos terroríficos que se grabaron a fuego en las mentes de muchos aficionados.

Tampoco era sencillo obtener información acerca de estas películas. En la mayoría de las ocasiones tenías que valerte simplemente de la sinopsis que ofrecía la carátula para valorar el posible visionado de la cinta de VHS cuyo estuche estabas sujetando entre tus manos. Algunos iniciados tenían acceso a fanzines y publicaciones especializadas, pero esa no era la norma. Entrar en un video-club significaba siempre lanzarse de cabeza haca lo desconocido.

El propósito de este fanzine es sugerirte más de 100 películas de terror de aquella época que quizás ya has visto y probablemente olvidado, o que todavía no has descubierto debido a tu juventud. Títulos muy comerciales junto a otros algo más desconocidos, que todos juntos convivieron en las estanterías de los videoclubs, tentando y horrorizando a partes iguales a los clientes ávidos de emociones fuertes.

Ciento y pico películas que en conjunto definen a la perfección el espíritu de un tipo de cine que en el siglo XXI ha dejado de hacerse.

pesadillavideoclubPORTADA

Previous ArticleNext Article
Julián Almazán es un entusiasta de la cultura pop.

Es fundador de sitios web como Lamesacamilla.com o Teenagethunder.com.

Ha publicado varios tebeos: Vergüenza Ajena, Marica tú, Madonna no existe, y Los ángeles de María y el rescate del brazo incorrupto de Santa Teresa.

Es el editor de las publicaciones Fanzine para Chicas y Maricas y Trueno.