cine, Informe TT, REPORTAJES

ICONOS TT: GREMLINS

gremOK

gremOK

Los Gremlins son las criaturas de ficción más reconocidas y populares del cine de los 80. Protagonizaron en 1984 una película producida por Steven Spielberg, dirigida por Joe Dante y escrita por Chris Columbus que está en la memoria de todos aquellos que eran niños y adolescentes hace ya más de 30 años. Unos simpáticos monstruos de peluche que podrían ser tu mascota ideal si no fuera por un par de inconvenientes: No debes mojarlos jamás ni darles de comer después de la medianoche…

GREMLINS FACTS

Chris Columbus, el guionista, tuvo la idea de esta historia debido al ruido que hacían las ratas que vivían en lo alto de su apartamento. No tardó en imaginar a un montón de siniestras y pequeñas criaturas que hacían la vida imposible a los humanos.

En el momento de su estreno, Gremlins causó gran sorpresa a los espectadores, porque en aquel lejano 1984 nadie se imaginaba que una película protagonizada por un adolescente y su peluche con vida iba a cambiar de tono drásticamente después de 45 minutos de ñoñería.

El guión original de Gremlins era una película de terror pura y dura. Spielberg decidió rebajar el tono para poder llegar a más público.

Algunas de las cosas que pasaban en el guión cuando era más terrorífico:

  • A la madre de Billy los gremlins le arrancan la cabeza y la tiran por las escaleras.
  • Los gremlins se comían a Barney, el perro de Billy.
  • Un restaurante McDonalds era invadido por los monstruos, y allí devoraban a los clientes.

 

La escena del gremlins que es cocinado dentro de un microondas fue rodada por pura diversión, ya que todos pensaban que no pasaría la censura. Sí que pasó el filtro de los censores, aunque para esta película se inventó la clasificación PG-13 para Estados Unidos.

En la primera versión del guión era Gizmo, el gremlin original, el que se convertía en gremlin malvado, pero Spielberg pensó que era demasiado adorable para merecer ese destino.

El rodaje fue realmente complicado. Hablamos de una época en la que los efectos especiales se hacían in situ, y por eso el set de rodaje estaba siempre lleno de marionetas, cables y titiriteros…

Uno de los primeros trailers de la película se centraba exclusivamente en Gizmo. Esto unido al nombre de Spielberg era una treta para hacer creer al público que iban a ver una película de monstruos cariñosos al estilo de E.T.

Gremlins se estrenó casi a la vez que Cazafantasmas, y ambas películas iniciaron la moda de las comedias terroríficas.

Gremlins 2 es la secuela que llegó en 1990, una sorprendente secuela adelantada a su tiempo que parodiaba y satirizaba a la película original sin piedad.

 

 

Previous ArticleNext Article