Críticas, Noticias, Opinión, Spoiler, Tele

Crítica: Penny Dreadful es puro morbo

penny-dreadfulok

penny-dreadfulok

El punto de partida de Penny Dreadful, una serie de TV de Showtime, es similar al del comic de Alan Moore La Liga de los Caballeros Extraordinarios, tomando a personajes clásicos de la literatura y el folklore del siglo XIX y reuniéndolos en una ficción completamente nueva. Incluso ambos conceptos comparten algunos personajes. Pero en el caso de Penny Dreadful todos los sujetos son terroríficos.

No queremos dar demasiados detalles argumentales para que lleguéis hasta esta serie libres de spoilers, pero sí podemos destacar algunos factores que convierten a Penny Dreadful en un producto que hay que ver sí o sí.

Da miedo: Incluso el espectador más curtido se va a llevar un par de sustos en cada episodio. Atención a los dos primeros, dirigidos por J.A. Bayona.

Sexo malsano: Las escenas de sexo mostradas en esta serie no se andan por las ramas. Veréis cómo se practica sexo sin tomar precauciones e incluso desafiando a enfermedades incurables por aquella época.

El teatro del Gran Guiñol: Uno de los escenarios de esta serie es uno de esos teatros que a finales del siglo XIX inventaron el gore, ofreciendo al público unos espectáculos sangrientos llenos de sangre, desmembramientos y mal gusto para todos aquellos que pagaran la entrada.

Giros de guión continuos: Si os gustan las series que se esfuerzan en no estancarse y en sorprender continuamente, no os sentiréis decepcionados.

Eva Green: Menuda actriz! Ella es sin duda la reina de Penny Dreadful, y hace creíble a un personaje muy, muy complejo.

penny2ok

Penny Dreadful es una serie de TV que con tan sólo ocho episodios de su primera temporada ha conseguido dejar atrás a la mayoría de los shows terroríficos que se emiten en la actualidad. Penny Dreadful hace que True Blood parezca una serie infantil, demuestra que The Walking Dead es un aburrimiento y sorprende mucho más que American Horror Story. Todo ello rodado con mucho estilo y partiendo de unos personajes que todo el mundo conoce y que están sobadísimos, pero que en manos de John Logan, el creador de la serie, se convierten en un pastiche lleno de morbo e ingenio.

Previous ArticleNext Article