Videoclub

4D Man

poster

En 1959 se estrenó esta película que era ya uno de los últimos restos de las películas de ciencia ficción loca de los cincuenta. Un mad doctor que actúa impulsivamente y por amor, su hermano guapo y joven que ha hecho un gran descubrimiento científico y una ayudante de laboratorio que juega al amor a dos bandas son las tres patas sobre las que se sostiene esta película llena de bajas pasiones, experimentos científicos alocados, gente que se pasea en bata blanca con las manos en los bolsillos y unos efectos especiales hoy bastante cutres pero que resultan entrañables por lo ingeniosamente resueltos que están.

 orgiaterror
 El título latino es más molón…

Tony es un científico joven y algo desordenado que, en el curso de uno de sus experimentos para dominar la materia y el tiempo, prende fuego accidentalmente al edificio en el que vive y experimenta.  Tony consigue salvar el aparato que estaba construyendo que podía hacer que los objetos fuesen intangibles y se lo lleva a su hermano mayor Scott, que es también científico, pero más respetable y que trabaja en un centro de investigación de verdad junto a su prometida Linda.

 parque
Así acabó una de las citas de estos tres…

En cuanto Tony y Linda se conocen surge entre ellos una atracción irresistible. No exagero si digo que casi los primeros cuarenta minutos de la película giran en torno a este triángulo amoroso: las citas a tres, las excursiones campestres en las que se hace evidente la complicidad entre Tony y Linda

 experimento
Qué mejor manera de joder a tu hermano por quitarte la novia que haciendo su trabajo…

Scott se enfada muchísimo con esta situación. Le pide matrimonio a Linda y ésta no acepta. Desesperado, Scott se pone a trastear con el invento de su hermano, y, por accidente adquiere poderes de intangibilidad. Esto quiere decir que Scott puede atravesar todos los objetos que se le pongan por delante: paredes, muebles, cristales…

 pared
¡A nosotros también nos flipa el cuadro de la pared!

Para estrenar sus poderes, Scott se da una vuelta por la ciudad haciendo algunas trastadas, como robar una manzana de una frutería que está cerrada o sustraer un collar de diamantes del escaparate de una joyería, aunque decide no llevárselo y devolverlo a su lugar.

A la mañana siguiente, cuando se mira en el espejo, el malvado científico descubre el precio que hay que pagar por su recién adquirido poder: ¡Tiene el aspecto de haber envejecido quince años!

crimen1
Robando la juventud de un amigo 

Como cualquier científico loco que se precie, Scott entra en una espiral de autodestrucción a la que Tony y Linda asisten con cierta indiferencia debido a que están muy ocupados viviendo su romance.

final
¡Spoiler! 

Scott descubre que para recuperar la vitalidad perdida por el uso de su poder, no tiene más que atravesar con su cuerpo a otras personas. Uno de los jefes del laboratorio, un amigo de la infancia y una fea prostituta serán las víctimas que mueran con millones de arrugas en su rostro para que Scott recupere su lozanía.

Este pobre hombre será al fin descubierto y acorralado, y tendrá que tomar una difícil decisión para acabar con esta locura.

¿DE QUIÉN FUE LA IDEA DE METER UNA BANDA SONORA DE JAZZ QUE A VECES RESULTA IRRITANTE? ¡ES QUE NO ME LA PUEDO QUITAR DE LA CABEZA!

poster

Previous ArticleNext Article
Julián Almazán es un entusiasta de la cultura pop.

Es fundador de sitios web como Lamesacamilla.com o Teenagethunder.com.

Ha publicado varios tebeos: Vergüenza Ajena, Marica tú, Madonna no existe, y Los ángeles de María y el rescate del brazo incorrupto de Santa Teresa.

Es el editor de las publicaciones Fanzine para Chicas y Maricas y Trueno.